El llanto del lábaro de Aranea Adventus… ¡Ya queda menos!

El grupo cántabro de heavy metal Aranea Adventus comenzó a grabar durante la pasada primavera su nuevo videoclip: “El llanto del lábaro”. Se trata de una ópera rock basada en los tiempos de las guerras cántabras. Los enfrentamientos mantenidos por Roma contra los pueblos astur-cántabros, representaban la culminación de la larga conquista de la península ibérica. Esta guerra fue la única operación dirigida personalmente por el emperador Augusto.

El trabajo, ya finalizado, será proyectado en la Asociación Cultural Octubre de Torrelavega, el día 23 de diciembre a las ocho y media de la tarde. La entrada es gratuita y después de la reproducción del videoclip, Aranea Adventus ofrecerá un concierto en directo para los asistentes. La organización impide la entrada al concierto a los menores de 13 años, pero podrán asistir a la proyección acompañados por un adulto.

–>Ver la página del evento<–




El llanto del lábaro Equipo

Participantes en el rodaje de “El llanto del lábaro”

Un poco de historia:

Las guerras cántabras empezaron el año 29 aC y acabaron diez años después. La unión de los cántabros, astures y vacceos, junto a otras tribus pequeñas de las montañas del norte de España en busca de su independencia, hicieron que se enfrentaran con dureza contra el gran Imperio Romano. Sus causas son muy discutidas e inacabables. Pero todos los historiadores se ponen de acuerdo de que todo comenzó en la época de Augusto. Varias legiones romanas se trasladaron a Hispania (casi 75.000 soldados).

Era la primavera del año 26 aC cuando Augusto desembarca en Tarraco y preparó la campaña. Como causa oficial para atacar, podemos decir que era el acabar de unificar todos los territorios de la Hispania Citerior y la Hispania Ulterior bajo el poder del SPQR- el Senado Romano y con ello acabar de someter a cualquier pueblo primitivo. El Imperio ya tenía bajo su poder desde el año 50aC toda la península menos el norte. Una de las primeras campañas que ocurrió durante ese mismo año fue la batalla de Bergida (actual Valle de San Pelayo en Asturias) y en el Monte Vindio- Picos de Europa-zona asturiana- Un grupo de cántabros y astures lograron huir hacia los Picos de Europa- entre Asturias y Cantabria- y subieron al Monte Vindio, un punto muy elevado. Poco tiempo después los romanos dieron con ellos y los rodearon. Después murieron por la falta de comida y por las bajas temperaturas.

Los romanos también rodearon el castro de Aracillum, al tiempo que se fundaba el puerto de Victoriae (actual Santander). Aracillum fue uno de los ejemplos más heroicos de las leyendas cántabras. Este castro de los valles del Pas, fue el último que se resistió a la soberanía del pueblo romano, hasta llegar al suicidio y a incendiar el castro para no caer en manos de sus enemigos y ser vendidos como esclavos al ser distribuidos por otros puntos del imperio, que es lo que ocurrió con los prisioneros cántabros o enviados a trabajar en diversas minas.

Dos factores muy importantes que tenía Roma en contra era la falta de conocimiento del territorio y su clima. Por su parte tanto los cántabros como los astures y los otros pueblos de la cordillera cántabra, estaban muy acostumbrados a la climatología y a sus parajes. Mantuvieron la resistencia durante mucho tiempo. Incluso Augusto pasaba el invierno en Tarraco y al cabo del mismo volvía a subir al norte de la península para proseguir con la conquista. Los romanos cuando no podían con la superioridad de los pueblos norteños, se dedicaban a saquear los campos, a matar animales, a destruir la naturaleza, entre otros actos.

El llanto del lábaro: Vídeo oficial:

Te podría interesar ...

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *